Descuento de pagarés

¿Qué es el descuento de Pagarés?

El descuento de pagarés es un servicio que permite cobrar dicho pagaré con antelación a su fecha de vencimiento. En muchas ocasiones las necesidades de liquidez inmediata nos obligan a buscar fórmulas alternativas de financiación, y el descuento de pagarés puede ser una de ellas, ya que solventa esa circunstancia puntual y ofrece muchas más ventajas que inconvenientes.

¿Qué ventajas tiene el descuento de pagarés?

Un pagaré es un documento que no puede ser ejecutado hasta la fecha señalada en el mismo, por lo tanto, su validez es nula hasta que no se alcance el periodo marcado para su cobro.

El descuento de pagarés permite obtener efectivo en cualquier momento anterior, por lo que esta operación es la que verdaderamente da un valor real al pagaré antes de su vencimiento.  Dicho de otro modo, el pagaré sería papel mojado antes de la fecha de libranza si no fuese porque el descuento nos permite transformarlo en dinero.

Esa inmediatez es la que otorga al descuento de pagarés un gran valor. El poseedor del documento puede elegir entre esperar el vencimiento o canjearlo de inmediato, lo que hace del pagaré  una modalidad de pago que ofrece flexibilidad tanto a quien lo emite como a quien lo recibe.

El pagaré, sin embargo tiene un componente de riesgo, puesto que el receptor del mismo puede encontrarse, llegado el momento de cobrarlo, que no hay fondos para hacerlo efectivo. El descuento de pagarés tiene la gran ventaja de eliminar dicha incertidumbre, ya que el cobro está garantizado por parte del poseedor y es la entidad que lo descuenta quien pasa a asumir ese riesgo.

Además, al haber un gran número de entidades financieras en las que puedes descontar pagarés, es posible negociar con unas y otras hasta obtener las mejores condiciones posibles.

¿Cuáles son sus inconvenientes o  riesgos?

El principal inconveniente del descuento de pagarés es el coste asociado a la operación. Intereses y comisiones la hacen una fórmula más costosa de lo deseable, si bien se entiende como lógico que los bancos y entidades privadas que se dedican al descuento de pagarés obtengan un beneficio algo más elevado por la asunción del riesgo que supone trabajar con este tipo de producto.

Por tanto, hay que tener claro que la cantidad que figura en el pagaré no será la que efectivamente cobremos,  sino que la entidad que realiza el descuento nos abonará un importe menor, ya que la diferencia sobre éste será su beneficio.

¿Se pueden descontar todos los tipos de pagaré?

Todos los pagarés pueden descontarse siempre que cumplan una serie de condiciones. Para proceder al descuento ha de presentarse este documento junto a la factura que ha dado origen a la emisión de dicho pagaré, y tras evaluarse y aprobarse la operación, se realiza un acuerdo legal, a partir del cual ya puede transformarse dicho documento en dinero mediante el descuento.

Mención aparte merecen los llamados “Pagarés no a la orden”. Se denominan así los que llevan escrita dicha expresión, lo que les otorga una naturaleza distinta de los habituales.

Un pagaré normal “a la orden”, puede ser endosado a un tercero sin ningún problema, y por tanto su poseedor podrá descontarlo en cualquier momento en que precise de liquidez y desee ejecutar dicha operación.

Sin embargo, en el caso de los pagarés “no a la orden”, dicha operación debe ser comunicada al emisor del pagaré por vía notarial para que éste tenga la oportunidad de manifestar su oposición a la transmisión del documento. Si el emisor no manifiesta dicha oposición, se entiende tácitamente, que quien emitió el pagaré “no a la orden” acepta dicha transmisión, y llegado el momento de su vencimiento, hará efectivo el pago al tercero que lo ha adquirido.

Por lo tanto, hay que tener en cuenta que el proceso de descuento de un pagaré “no a la orden”, puede verse alterado por esta circunstancia. Ya sea por la oposición del emisor a que se transmita o por el retraso que supone la confirmación por parte de éste, ya que los bancos no hacen efectivo dicho descuento hasta tener confirmación fehaciente de dicha autorización, el descuento de pagarés no a la orden resulta más problemático.

¿Dónde puedo acudir a solicitarlo?

El descuento de pagarés puede efectuarse tanto en bancos como en entidades privadas que realicen este tipo de operaciones. Los bancos, sin embargo, suelen realizar el trámite de forma muy lenta ya que efectúan toda una serie de comprobaciones para garantizarse que no va a haber impagos. Muchas veces, esta demora hace que descontar un pagaré no resulte de interés y sea preferible esperar a su vencimiento, ya que la diferencia de tiempo entre el descuento y la ejecución no es tan grande como para compensar las comisiones e intereses que el banco va a cobrar por llevar a cabo este proceso.

Por eso, si la necesidad de dinero es acuciante y necesitas convertir ese pagaré en efectivo de la forma más rápida posible, otra opción son las empresas que se dedican al descuento de pagarés.

Cada vez resulta más frecuente que los poseedores de estos documentos se decidan por esta opción debido a la rapidez con la que pueden efectuarlo y las garantías que reciben. La mayoría de empresas que realizan estas operaciones ofrecen cobertura total contra impagados, gestionando ellas ese cobro y sin que el poseedor inicial del pagaré tenga que sufrir complicaciones si se da ese caso.

Si necesitas descontar un pagaré puedes recurrir a alguna de esas empresas con total confianza. Aquí te facilitamos un listado de algunas de las más interesantes:

Como resolver la Deuda de Tarjetas de Crédito

¿Qué hacer cuando la deuda de tarjetas de crédito está fuera de control?La temporada navideña es un ejemplo clásico. Todo el mundo quiere gastar el dinero como si estuviera pasando de moda, la compra de regalos para amigos y familiares o la compra de vuelos para visitar a la familia. Despertar después de año nuevo para encontrar sus

Alternativas a la Reunificación de Deudas

Antes de recurrir a la reunificación de deudas debemos evaluar todas las alternativas posibles, ya que, aunque este tipo de operaciones permite aliviar las cargas mensuales, presenta numerosos inconvenientes. Hay varias alternativas a la reunificación de deudas, como los préstamos personales, la ayuda de familiares o amigos,

Qué es la Reunificación de Deudas, Préstamos o Créditos

Ya estuvimos hablando en el anterior artículo sobre el concurso de acreedores, la insolvencia y la quiebra. Hoy vamos a hablar de la reunificación, agrupación o refinanciación de deudas, son diferentes maneras de describirlo, sirven para equilibrar nuestra situación financiera. Consiste básicamente en la

Concurso de Acreedores, Insolvencia y Quiebra

La Insolvencia de un deudor es un procedimiento legal que de ser aceptada por el tribunal, protege a la empresa o al individuo de sus acreedores. Los intereses de las deudas se congela y existe la posibilidad de renegociar los pagos. En la mayoría de los casos, las actividades comerciales normales continuarán. La bancarrota es otro

2017 - Descuento de pagarés - Descubre como funciona y donde solicitarlo